El Consejo de Comunicaciones de Forbes (conocida como una prestigiosa revista de negocios) ha ido analizando –hasta junio del 2020- las tendencias en el Marketing del sector B2B. Frente a un año atípico para las industrias, la reducción en ventas ha sido un factor en todo negocio, acompañado de los desafíos a enfrentar en el futuro. Pero de una experiencia no tan buena es posible encontrar signos de esperanza y valorespositivas de replicar. Dentro del sector B2B las tendencias positivas de marketing han sido altamente gratificantes.
A continuación las 4 tendencias más impactantes de esta primera mitad del año 2020 por Forbes:
· Compasión: esta pandemia demostró que el efecto positivo del marketing B2B trasciende cuando se compone de compasión, nobleza y altruismo. En un artículo reciente, Blake Morgan enumeró 50 formas en que las empresas (de todas las tendencias, incluidos los gigantes tecnológicos como Microsoft y Google) están “devolviendo” y dando de sí mismas durante la pandemia. Aun a pesar del golpe económico, el reconocimiento y entendimiento del efecto para todos ha hecho que empresas vean a las personas en su real condición.
Por ejemplo, Microsoft anunció que seguirá pagando horas extras a las personas que trabajen mayor tiempo en sus campus. Por su parte, Loom, una empresa de servicio de grabación de videos creó la versión gratuita para profesores y estudiantes. Finalmente, Linkedin aperturó 16 cursos de su plataforma para colaborar con el avance y capacitación de sus usuarios.
· Optimismo: ante la crisis, hay quienes encuentran oportunidades. Esta ha sido una etapa de reinventarse y de crear. El New York Times informó recientemente que "ha habido más de 500,000 solicitudes de compra desde mediados de marzo, según la Oficina del Censo, aunque eso ha disminuido casi un 20% respecto al año anterior". Del mismo modo, muchos compradores B2B siguen comprando. Según una encuesta, "el 53% de los encuestados están en el mercado de productos y servicios B2B, la mayoría de los cuales ahora tienen nuevos intereses debido a Covid-19".
· Resiliencia: debido a que los eventos masivos han sido descartados por la pandemia muchas agencias y comercializadores B2B han intervenido para ayudar a que los eventos pasen a ser virtuales. Esta medida desafía a los negocios a seguir iterando y a no perder el enfoque, sino adaptarse al cambio.
· Eficiencia en resultados: la definición de productividad ha cambiado desde que las personas en su mayoría han estado laborando desde casa. Como explicó un artículo reciente publicado por Fast Company, las mediciones de rendimiento basadas en el tiempo fueron "una herramienta de medición conveniente para un período definido por la estandarización, donde la gran mayoría de los trabajos valoraban la presencia física sobre el rendimiento cognitivo". Por ende, muchos creen que este cambio de lo tradicional al “home office” requerirá nuevas rutinas, hábitos de trabajo e indicadores clave de rendimiento para medir su efectividad. El factor ya no será el tiempo en sí mismo, sino la productividad o resultados. Esto será bueno, pues permitirá al trabajador definir su propio estándar a fin de cumplir con lo requerido.
*Fuente: Forbes.com