Hoy, la industria minera exige mayores y mejores competencias relacionadas a la lubricación y su desarrollo. Esto ha llevado a la industria a ir innovando en nuevas metodologías, nuevos conceptos y nuevas oportunidades de investigación, como la importancia y especialización en los programas de confiabilidad y gestión de activos.

Es por ello que existen cursos y capacitaciones, como la de Ingeniería de Lubricación de Maquinaria (MLE). Este permite a los líderes en confiabilidad y activos desarrollar habilidades y conocimientos relacionados con la lubricación. Su enfoque se centra en reconocer y analizar los desafíos estratégicos a los que se enfrentan los profesionales de la lubricación en plantas. Además, profundiza en los conceptos de mantenimiento y confiabilidad, haciendo énfasis en la lubricación y cómo se relaciona con la gestión de activos. 

Este curso ha sido creado y diseñado para profesionales ingenieros con experiencia en las áreas que comprende el alcance del curso, sin ser limitativo a los elementos de estrategia, desarrollo, implementación y gestión del programa de lubricación. 

Estos son algunos de los puntos de aprendizaje que se desarrollan:

  • Gestión de activos de maquinaria lubricada bajo ICML 55.01 e ISO 55001.
  • Optimización de la gestión de la lubricación, selección de lubricantes y mantenimiento de lubricación.
  • Cómo analizar sistemáticamente eventos anormales donde la lubricación es la causa o una causa que contribuye.
  • Cómo gestionar un equipo de lubricación, incluidos técnicos de lubricación y analistas de lubricantes.
  • Gestión de proveedores de lubricantes y proveedores de servicios de lubricación
  • Mantenimiento preventivo de lubricación y órdenes de trabajo.
  • Cómo establecer procedimientos de lubricación específicos consistentes bajo las mejores prácticas para diversas tareas.
  • Determinar el estado óptimo de referencia para el manejo, almacenamiento, operación y conservación de lubricantes, así como las nuevas especificaciones de los equipos.
  • Mejores prácticas de disposición ecológica, incluidas las mejores prácticas en aceites usados y eliminación de filtros usados.
  • Planificación, administración, capacitación y certificación del personal.
  • Sistemas de gestión de la lubricación.
  • Análisis de efectos y modos de falla (FMEA), análisis de causa raíz (RCA) y solución de problemas.
  • FMEA e iniciativas de planificación de mantenimiento centrado en la confiabilidad (RCM).

Fuente: Noria