Actualmente, los protocolos y procedimientos de limpieza y desinfección han cobrado el mayor de los intereses y se ha elevado el nivel o estándar para proteger la salud y bienestar de los trabajadores de una empresa.  

La Dirección de Normalización del INCAL (Instituto Nacional de Calidad) es consciente de la necesidad de contribuir al conocimiento de las buenas prácticas sanitarias a través del lavado y desinfección de manos y superficies. Gracias a ellos se están regularizando los procesos de desinfección e higiene.

Es vital priorizar la limpieza de manos, normativa que se establece como imprescindible. Su constante lavado disminuye la probabilidad de un posible contagio. A ello se suma la limpieza de superficies. Según el documento publicado por el Ministerio de Producción: “las superficies inertes están sucias, es indispensable limpiarlas, usar agua y detergente o limpiador líquido”.

Esto se da a través de la desinfección, la cual busca reducir por medio de agentes químicos y/o métodos físicos el número de microorganismos presentes en una superficie o en el ambiente, hasta un nivel que no ponga en riesgo la salud. Cuando hablamos de espacios públicos o centros de trabajo es importante tener en cuenta esta información:

·     Previo a efectuar la desinfección se debe ejecutar un proceso de limpieza de superficies, mediante la remoción de materia orgánica e inorgánica, usualmente mediante fricción.

·     Una vez efectuado el proceso de limpieza, se debe realizar la desinfección de superficies ya limpias, con la aplicación de productos desinfectantes a través del uso de rociadores, toallas, paños de fibra o microfibra o trapeadores, entre otros métodos.

·     Se debe priorizar la limpieza y desinfección de todas aquellas superficies que son manipuladas por los usuarios con alta frecuencia, como lo es: manillas, pasamanos, taza del inodoro, llaves de agua, superficies de las mesas, escritorios, superficies de apoyo, entre otras.

·    Cuando se utilizan productos químicos para la limpieza, es importante mantener la instalación ventilada (por ejemplo, abrir las ventanas, si ello es factible) para proteger la salud del personal de limpieza.

·      Los desinfectantes de uso ambiental más usados son las soluciones de hipoclorito de sodio, amonios cuaternarios, peróxido de hidrógeno y los fenoles, existiendo otros productos en que hay menor experiencia de su uso

 

Frente al uso de químicos y a la efectiva limpieza de estas áreas, es necesario encontrar la mejor solución. Samoa, socio estratégico de Marco Peruana, tiene lo mejor en “Equipos para la atomización de desinfectantes”. La atomización de líquidos a alta presión permite cubrir grandes superficies con agentes desinfectantes, reduciendo así la presencia de bacterias, virus y hongos.

 

Estos equipos permiten tener una amplia cobertura, mayor eficacia en el trabajo de limpieza, el mayor de los cuidados para los colaboradores, tecnología de alta calidad y menor consumo de desinfectantes, pero con mayor cobertura.

Samoa presenta esta línea para todo tipo de superficies, espacios públicos e industrias:

- Edificios de oficinas, organismos públicos.
- Naves industriales, fábricas, centros logísticos.
- Centros comerciales, cines, teatros, restaurantes.
- Estaciones de autobuses, trenes, aeropuertos.
- Trenes, aviones, autobuses, coches de alquiler, camiones.
- Hospitales, centros sanitarios.
- Cuarteles, hangares, cárceles.
- Estadios y pabellones de deportes, gimnasios.
- Carreteras, parkings.

 

Para mayor información, por favor comunícate con nosotros a ventas@marco.com.pe

 

Marco Peruana, proveemos soluciones y potenciamos oportunidades.