Los minerales como el hierro, carbón, minerales preciosos y similares que se extraen de las minas, tienen que ser transportados a diferentes puntos o zonas, tales como plantas de procesamiento o canchas de almacenamiento, así como para el transporte marítimo a otros usuarios finales. Las cintas transportadoras, los apiladores y los reclaimer son las maquinarias principales usadas para este fin.

La tasa de material transportado puede ser en algunos casos superior a 15.000 toneladas por hora. La productividad esperada de dichas maquinarias es extremadamente alta. En consecuencia, estas maquinarias también requieren unidades potentes y fiables con una potencia de hasta 10.000 Kw. Los acoplamientos flexibles VULKAN se instalan generalmente en el eje de alta velocidad del tren de transmisión, con el fin de compensar los desalineamientos entre el motor y la caja reductora. Además, pueden ser instalados en el eje de baja velocidad, entre la caja reductora y la polea, cuando la caja reductora se instala en un base plate (configuración común para transportadores de gran tamaño). El acoplamiento flexible también debe compensar las desalineaciones generadas por fenómenos de expansión térmica, así como reducir las transmisiones de carga de choque. En este aspecto Vulkan, en su línea GBN tiene capacidades hasta 1,288KNm en torque, no requiere lubricación para su operación, y permite desmontaje y montaje vertical radial para facilitar operaciones de mantenimiento. 

Los transportadores inclinados también requieren equipos de seguridad con el fin de mantener la estabilidad del material transportado en condiciones de parada de emergencia con carga. En estas situaciones se incluye el fallo de la transmisión y la reversión de giro resultante de la cinta con un depósito potencialmente peligroso de la carga en el extremo. Otro ejemplo sería el exceso de velocidad de la cinta para transportadores regenerativos. A estos efectos, deben seleccionarse adecuadamente equipos anti-retrocesos (o backstop) y/o sistemas de frenos para soportar las condiciones de trabajo más críticas a las que el transportador se ve sometido. El par de arranque del motor, el par de contramarcha, el tiempo de detención del transportador y su velocidad son solo algunas de las variables obligatorias a ser consideradas para los acoplamientos, los anti-retrocesos y el diseño del sistema de frenos.

Vulkan ofrece su línea de Backstop 261 con torque de contramarcha que supera los 578KNm en configuración individual, y su línea de frenos hidráulicos SH para torques de hasta 250KNm/freno, alcanzando valores mayores en configuración tándem.