Gerardo es uno de nuestros compañeros y trabajadores en Marco peruana. Él se incorporó al equipo en junio del 2018 y desde entonces ha trabajado en el área de almacén, encargándose de la recepcion y distribución de equipos, suministros y materiales. Por su rol dentro de la empresa, Gerardo viaja a mina, en donde efectúa su trabajo en un régimen de 8x6 (8 días de trabajo y seis días libres.

Aquí comienza esta travesía para nuestro compañero. El día 16 de marzo ingresó a una de las mineras más importantes ubicada en el sur del país, con la finalidad de ejercer su trabajo verificando las entregas de ciertos productos. Pero en ese preciso momento nuestro Estado decretaba cuarentena e inmovilización absoluta, por lo que Gerardo tuvo que mantenerse en Tacna cerca de la mina y a la espera de instrucciones.

Hoy Gerardo cumple 100 días en mina, en medio de un contexto sumamente particular y con muchas reflexiones en las cuales meditar. Sin importar la complejidad de la situación, nuestro compañero ha mostrado un gran liderazgo y compromiso. Al haberse paralizado todo, es nuestro único trabajador en aquella minera, lo cual lo ha convertido en un nexo muy importante. Gerardo ha multiplicado sus esfuerzos para apoyarnos a las distintas áreas, sobre todo a la parte comercial y atender requerimientos específicos.

Según conversábamos con él, nos contaba que está feliz de poder ayudar y colaborar dando su milla extra, reconociendo que estamos pasando por un contexto complicado. Está muy agradecido con algunos de sus más cercanos compañeros quienes lo recibieron en Marco Peruana y siempre lo hicieron sentirse en familia. Ese factor, como nos contaba, ha sido determinante para motivarse día a día y reconocer el significado de “trabajo en equipo”.

Además, nos cuenta que sus compañeros y jefes directos están muy al tanto de su situación y aquella comunicación constante lo hace sentir cercano, aun a pesar de las millas de distancia. No solos sus amigos lo han estado animando, sino también su familia. Gerardo es esposo y padre de sus pequeñas. Definitivamente, no hay nada que extrañe más que estar en casa y sentir el calor de familia. Mantiene video llamadas con ellos deseando pronto volver. De hecho, su inspiración primordial es la de ser un buen líder en casa y brindarle lo mejor a sus seres queridos.

Gerardo, para nosotros, es un gran ejemplo de responsabilidad, optimismo y resiliencia. Permitiendo encontrarle lo positivo a un momento complejo, nuestro compañero nos recuerda que las circunstancias externas no tiene porqué afectar nuestro carácter, sino más bien, todo parte de cómo vemos y abordamos lo que sucede externamente. Agradecemos mucho Gerardo está en completa salud, con muchas energías y valorando cada oportunidad.

Nuestro mayor deseo para él, es que pronto vuelva a casa. Así como esta historia, en Marco Peruana tenemos muchas más de compañeros dando todo de sí. Queremos saludaros y agradecerles por sus enormes esfuerzos. Ustedes hacen de Marco Peruana una empresa líder en valores.

 De esta salimos juntos. ¡Gracias!